29 junio 2009

The Cajeras' Justice

Hoy presento una nueva entrega de...

LO QUE ME SACA DE MIS CASILLAS

...que se inauguró hace un tiempo porque estaba un poco de uñas... Este va a ser el logo oficial, así que si un post empieza con la siguiente imagen, es que siguen palabras de ofujkamiento en toda regla.

El tema de hoy no es otro que las cajeras de supermercado que pasan de ti mientras metes toda tu compra (un carrito lleno hasta los topes) tú solita en bolsas, te miran mientras lo haces o en su defecto a sus uñas y encima te ponen mala cara si tardas en efectuar el pago o firmar el recibo de la tarjeta.

Por lo visto hay más ejemplares de los que yo creía y de los que la Humanidad debería permitir.

Porque además, no entiendo su Justicia Divina, es decir, ¿cómo deciden a quién ayudan a meter artículos en bolsas? ¿Sólo a las buenas personas? ¿Realmente siguen un patrón? ¿O es una elección totalmente azarosa?

En mi momento de observación, no llegué a comprobar qué tiene que tener la persona que se vea agracidada por su gesto de magnanidad y vea como es ayudada a meter su compra en bolsas.

Pero situémonos. Eran las 18:14 de un Viernes por la tarde, 26 de Junio de 2009 para más señas, en la caja número dos en un supermercado de una importante cadena nacional. En el interior, la temperatura ambiente rondaría los 26º (las cajas están cerca de la zona de refrigerados), en el exterior hacía un día despejado, aproximadamente 36º, humedad relativa del 29%. A la cajera, llamémosle Manoli por poner un ejemplo totalmente al azar, se la veía un pelín harta de estar en la caja anteriormente mencionada, en lugar de en una terracita con sus amigas y un café con hielo.

En la cola había cuatro tipos de clientes:
  1. Mujer rondando los 40 años aproximadamente, con un atuendo veraniego y práctico, discreto a la par que sencillo, con un ligero maquillaje y peinado moderno. Su compra rondaba los 32 euros, y la composición mayoritaria de dicha compra era lácteos y zumos.

  2. Grupo de cuatro jovenzuelos (dos chicos y dos chicas), con un marcado look hiphopero de ropas oscuras, pelo tendente a la grasa, gomillas de la ropa interior a la vista, chicle más fuera que dentro de la boca. Su compra no superaba los 20 euros, y consistía exclusivamente en pizza y cervezas, supuestamente para la cena.

  3. Hombre cuya edad oscilaría entre los 60 y 65 años, callado, correcto y educado, con pantalón de raya marcada y camisa perfectamente planchada por, seguramente, su esposa. Su compra era inferior a 2 euros: lechuga tipo iceberg y paquete de sal.

  4. Mujer joven, atractiva, simpática, majérrima, radiante, bloggera para más señas, que además no necesita abuela, a la que se le iba hinchando la carótida según observaba a la tal Manoli. El importe de su compra superaba los 40 euros, y predominaba el caos total.
La pregunta que surge a continuación es: ¿a quién ayudó la cajera a meter sus enseres en las bolsas de plástico?

La respuesta es (seleccionar para ver): a los cuatro chicos.

(Qué tontería lo de seleccionar para ver porque a continuación queda claro...)

O sea, no lo entiendo. ¿Ayuda a los cuatro, a los que iban juntos y sumaban ocho brazos para meter un pack de cervezas y dos pizzas en dos bolsas? ¿Porque es poco, aunque más que la lechuga y la sal del señor? ¿Por las pintas, por si le rayan el coche? ¿Porque les recuerda a su juventud? ¿Porque sus 20 euros valen más que los 30 de la primera mujer o de la cuarta fabulosa chica? ¿Porque llevan pizza? ¿Eh? ¿Eh? ¿Por queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?

Así que yo y mi vena palpitante (ups, ¡me he descubierto!) metíamos con bastante mala leche la compra en las bolsas, con deliberada parsimornia mientras veía de reojo cómo me miraba Manoli, que ya había hecho la cuenta un plis -por supuesto- y estaba esperando a que le pagara.

Pues sí, ahora te esperas un poquito, guapa. Un pack de yogures a la bolsa. Manoli carraspea. Un paquete de pan de molde a la bolsa. Manoli tose. Un bote de aceitunas a la bolsa. Manoli tamborilea los dedos. Un kilo de tomates a la bolsa. Manoli suspira ruidosamente. Un paquete de cereales a la bolsa. Y así hasta cinco bolsas de cosas.

Lo siento, pero es que no puedoooooooooooo...

21 comentarios:

  1. Las de mi barrio también son "asín" de majas...has probado a comprar por internet?? A mí me merece la pena el gasto, por no verles la cara de rancias que tienen

    ResponderEliminar
  2. Tía, pos no te creas que no lo he pensado, pero con lo rarita que soy yo... Que soy de las que rebusca el pack de yogures con la fecha posterior, que mueve todos los bricks hasta encontrar alguno sin un bollo, la que repasa todas las latas para que no tengan mala pinta, la que no coge pan de molde que esté ligeramente espachurrado... No estaría a gusto pensando que me traen lo primero que pillan, metido de cualquier manera, rompiendo la cadena de frío tres veces... En fin, tendré que aguantarme. :D

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Tienes un premio en nuestro blog, puedes pasarte por aquí a recogerlo:

    http://blpz.blogspot.com/2009/06/premio-lovely-blog.html

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. hay de todo, pero cierto es como que el txoripan es alimento de primera necesidad, que esto que expones es asín y punto pelota.

    Yo ya paso ..... que me ayudan (que tengo que decir, que la chica que suele estar en la caja dónde vamos, según pasa por el escaner lo va metiendo en bolsas) pues mi mejor sonrisa, un gracias como un campano, y un que tengas un buen día ...

    que pasan y se convierten en cagera tipo "la tira" (la sexta) ... pues yo más ... uy que tonto que como soy hombre, no sé meter bien las cosas en las bolsas ... uy ... espera que voy a organizarlo mejor que si no me grita mi señora, uy igual saco los congelados y me das otra bolsa no guapa ....
    uy que no encuentro la tarjeta, y le doy la que sé que no pasa ... uy pues no tengo ni idea de porqué no funciona ... prueba otra vez .... uy ... qué raro ... a ver con esta otra .....

    y ya cuando está al borde de los nervios y tras leer el cartel "si desea hacer un pedido informe a la señorita cuanto antes" le pongo cara de niño bueno y le digo ... es que no tenía ni idea, ... y sí .. .quiero hacer pedido, a lo que la chica coge el micro a lo concursante magullado por Risto, y grita cual posesa "Pacooooooooo pedidoooooooooo" ... y ahí... todos a esperar a que venga paco y meta mis bolsas en cajitas...

    para chulo yo ..... y para inocente hombre en un supermercado, también.

    ResponderEliminar
  5. Jjajaja qué risa, las cajeras son variopintas...o son muy alegadoras o calladas, de un extremo a otro y depende de la hora del dia!!!
    Una de tantas veces fui a comprar con mi padre, llevabamos el carro lleno mayormente de guarreridas a parte de lo que mi madre nos habia escrito en una lista...Empiezo a poner todo encima de la cinta...y la chica a pasar por el PI, mi padre se pasa al otro lado, coge un paquete de bollicaos y se empieza a comer, en esto la cajera con cara de pocos amigos y mascando un chicle que le veiamos hasta la campanilla le pregunta "Puede ir embolsando?" Contestacion de mi padre: "Me va ha pagar¿?¿?¿"
    Juas la piva se quedó con la boca abierta...

    ResponderEliminar
  6. yo hubiera echo lo mismo, es más le hubiera contestado: "si tienes tanta prisa podrías ayudar un poco no?"
    a ver que cara ponía la manoli esta, hombreya!

    ResponderEliminar
  7. A mi también me da mucha mucha rabia... pero lo que hago es ir más lenta todavía... Que le den a la Manoli de turno!! xDD

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  8. JAJajajaja me ha encantado tu post!!
    Es verdad que hay muchas Manolis, Yolis, Vanes, y demás en el mundo cajeril. Y luego está el mistrio de la cajera lenta: te observa, se hace la despistada y te atrae hacia su caja justo el dia que tienes más prisa, y no hay manera de huir de ella!!!

    ResponderEliminar
  9. Jajajajaja, virgen, qué descripción de los miembros de la cola... ¿Has pensado en meterte a detective o al CSI o algo? XD

    ResponderEliminar
  10. Moraleja: Da miedo. Acude al supermercado llevando un look más agresivo: katana y wakizashi al cinto, bate de aluminio (purpurina opcional) en la mano izquierda, hacha de dos filos en la mano derecha. Escudo y dobermans opcionales.

    ResponderEliminar
  11. No sé muy bien cómo llegué aquí, creo que por twitter (pero cuando una está aburrida y se pone a clicar enlaces como una loca... se pierde).

    En fin, me ha encantado la entrada! La Manoli de mi supermercado (que además se llama así, según su placa!) tampoco me ayuda nunca a poner la compra en bolsas, y siempre acabo metiendo todo con prisas y mal (el pan bimbo abajo, la leche encima...).

    Voy a intentar usar tu técnica!

    Y me seguiré pasando por aquí, me gusta leerte!

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  12. MFAL, jo, muchas gracias. Me encanta ese premio, y sobre todo la descripción de mi blog. Gracias, gracias, gracias. :D

    YNOSÉ, a las cajeras que ayudan habría que tomarles una muestra de ADN para la posteridad, porque son un bien escaso. Si me topo con un raro ejemplar, soy muy agradecida, la verdad. Pero a las tipo Manolis... Ésas... Ésas... Lo llevan claro. ;)

    YAS, la contestación de tu padre vale millones. :D Pero me parece muy fuerte que la cajera le preguntara si puede ir embolsando... Alucino. Normal que se le quedara el chicle colgando. ;)

    TXISPAS, es que además Manoli no me dirigió la palabra, sólo me dijo el total de mi compra. Claro que si sus palabras se venden caras, las mías ni te cuento...

    ACOOLGIRL, ésa debe ser la estrategia mundial. A Manolis poco colaboradoras, clientes lentos. ;) Y torpes. Y a los que les suena el móvil. Y a los que no les funciona la tarjeta... :D

    MANDARINA, desde luego hay una fauna completa, pero he de reconocer que la especie que más me fastidia son ésas. Si es que no les cuesta nada ayudar, jopé.

    SIL, ¿te has fijado en la descripción de la última cliente? ;)

    EFE, ante todo bienvenido. Mi cara de mala ostia ya da miedo, claro que no tanto como una katana. Por cierto, en los bates, la purpurina no es opcional, sino absolutamente obligatoria. Agresiva pero con glamour, ya sabes. :D Pero me surge una duda: con tanta cosa en la mano, ¿cómo me llevo luego la compra? ;) Ah, bueno, la cajera habrá recapacitado y me la llevará a casa, seguro. :D

    JUSILUZ, da igual cómo hayas llegado, lo importante es que estás aquí, bienvenida. A las Manolis del mundo hay que darle un poco de su medicina: que no tienes prisa por ayudarme, pues yo tampoco por dejarte la caja libre. Ea.

    BESOS Y ABRAZOS A TODOS.

    ResponderEliminar
  13. Yo creo que lo hacen apuesta.
    Me pasa siempre lo mismo, cuando hago la compra grande del mes. Y cuando digo grande ES GRANDE.
    Pues no me ayuda ni con una puta bolsa. Y recuerdate que llevo un brazo escayolado...

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. ANA, eso de no ayudarte con el brazo escayolado y todo es MALA LECHE.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. MUAJAJAJA!! Gracias a dios qe no voy a comprar al super muy a menudo, ni me topo con este tipo de elementos a menudo, pero sí, toda la razón llevas xD

    ResponderEliminar
  16. Jo, pues qué suerte. Yo tampoco voy muy a menudo, así que compro bastante cuando voy... Y me topo con esto... Tiene perendengues la cosa... :D

    ResponderEliminar
  17. Me encanta esta sección. Puto Peter, que grande es xD
    a mí me pasa siempre igual...qué rabia da que pasen de tí, y encima te metan prisa..
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Jo, pues ahora habrá que buscar a alguien a la que sí ayuden... Debe haber, debe haber... :D

    ResponderEliminar
  19. Solo puedo decir que las odio!!!! Hay unas contadas excepciones que enbolsan todo ellas, te sonríen e incluso te dan un poco de conversación. Pero es que no las soporto, sobretodo cuando te ven toda nerviosa porque no puedes abrir las bolsas(que yo necesito un cursillo o algo) y que para colmo se cabreen, y si ya me dices que no tienes a nadie más en la cola para pagar...

    ResponderEliminar
  20. Yo!! Ayer comenté "qué complicado es abrir estas bolsas" y la chica me abrió dos, no una, no, DOS!!!

    Y el viernes pasado (creo) otra del mismo súper me embolsó todo ella, rauda y veloz mientras yo sacaba primero y firmaba y guardaba mis tarjetas después ^^

    [creo que son las encargadas, era la primera vez que veía a una en la caja, y la tercera que veía a la otra XD]

    ResponderEliminar
  21. A veces es casi peor cuando te lo colocan ellas en bolsas porque lo mezclan todo sin criterio y las llenan hasta los topes ...

    A mí me molesta más que vayan a un ritmo frenético mientras tú te peleas con las dichosas bolsas.

    Habrá de todo supongo como en todas partes, pero cuando te toca molesta,jeje.

    ResponderEliminar