16 febrero 2012

Nervios, nervios, tú eres sólo nervios...

Me meto en la cama a las 22:15, dispuesta a dormir varias horas seguidas y que no me pese tanto madrugar al día siguiente: cada día me cuesta más. Pero a las 23:30 no he conseguido dormirme. Doy vueltas y vueltas y vueltas y vueltas, hasta que me duermo de puro aburrimiento. La última hora que recuerdo haber visto son las 00:22...

Abro los ojos. Me ha despertado una pesadilla absurda. Miro el reloj y son las 04:27; hasta me duele ver esos números rojos, parece que se ríen de mí; todavía faltan horas para levantarme. Me giro para encontrar consuelo en el cuerpecillo de mi chico pero me encuentro la cama vacía y fría. Ah, es verdad. Esta semana estoy sola...

Me vuelvo a dormir después de beber un poco de agua, y cuando suena el despertador (a mí me parece que sólo cinco minutos después) me siento como si realmente sólo hubiera dormido tres horas. Me cuesta horrores levantarme y la ducha no me ayuda nada, por lo que intuyo que va a ser un día gris y triste. No me encuentro bien. Estoy nerviosa sin motivo.

Obviamente, estar en el trabajo no me ayuda nada a relajarme. Sigo con los nervios de punta todo el día, los tengo agarrados a la tripa, me duele la cabeza, la comida me sienta mal, ni siquiera me río de los chistes malísimos que están contando (cuando yo tengo la risa fácil).

Vamos, sólo me falta que me ofrezcan una Coca-Cola y rechazarla...


Resumiendo: fatal todo.

¿Será que así se me está manifestando el cansancio mental que llevo acumulado desde hace casi dos meses? Puede. Mañana no voy a currar. Esta noche me tomaré una pastilla para dormir si sigo nerviosa sin motivo, que parece que así será...

Aunque espero que un abrazo de mi chico me alivie infinitamente más y no tenga que recurrir a las drojas...


______________

NOTA: El título del post vienen de esta canción, que no sé por qué me ha venido a la cabeza cuando estaba escribiendo esto...

7 comentarios:

  1. Vaya, espero que mejores pronto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, gracias, ya estoy mejor. Más tranquila, vamos. :)

      Eliminar
  2. Seguro que es cansancio mental o el stress del trabajo ...

    Yo de domingo a jueves duermo fatal y sin embargo el viernes y el sábado por la noche sabiendo que no va a sonar el despertador y que es festivo duermo como un lirón.

    Una megaprimitiva es lo que nos hace falta para desconectar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Anda que no! Pues nosotros en el trabajo tenemos un grupo que echamos lotería todas las semanas y lo que más nos ha tocado son 21 euros, con eso te lo digo todo...

      Sí, la verdad es que no hay color entre semana y fin de semana, ¡soy otra! :)

      Eliminar
  3. Espero que te mejores guapa!

    A mí lo que mejor me va para dormir como un bebé es pasar de los problemas un poco, ir a lo de cada día y llevar un horario para dormir mis 7-8 horas, y sobre todo hacer un poco de deporte por la tarde o antes de irme a la cama; me acuesto con el cuerpo cansado (además de la mente de todo el estrés diario) y duermo de un tirón.
    Cuando me siento sin energía me tomo después de la cena una pastilla multivitamina de esas y también me ayuda mucho! No lo hago todos los días, pero aquellos que no como variado o que necesito un 110% me viene muy bien!
    Y dormir con mi chica ayuda... pero sólo si es en mi cama, que en la suya no hay forma XS...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando mi chico está en casa, por las noches estamos en el sofá y estoy tan a gusto que me quedo sopy enseguida y luego me tiene que llevar a la cama. :)

      Pero cuando no está, pues es como si me faltara la goma de borrar los problemas del trabajo, y no desconecto en realidad (aunque a mí me dé la sensación de que sí, luego mi cuerpo me dice que estaba equivocada). Al final para dormir/descansar me tomo algún relajante suave... Lo bueno es que no lo necesito muy a menudo, estas semanas horribles espero que no sean habituales.

      ¡Un abrazote!

      Eliminar
  4. Vaya, has descrito mi última semana. El miércoles mi cuerpo ya no pudo más y tuve que acostarme nada más llegar a casa. Y mañana otra vez lunes... A ver qué nos depara la nueva semana. Ya no me sorprende nada.

    ResponderEliminar